Conducir en Invierno: consejos para cuando hay que salir a la carretera con condiciones meteorológicas adversas.

  •   14/01/2021

Ya estamos en pleno invierno, y con él han llegado las bajas temperaturas y los temporales. Hoy os traemos diez consejos a tener en cuenta antes de coger el coche durante estos meses para hacerlo de la forma más segura posible.

  1. Comprueba las previsiones meteorológicas

Más vale prevenir que curar. Antes de emprender cualquier viaje en carretera, ya sea corto o largo, debemos tener en cuenta el tiempo que va a hacer para poder ir bien preparados. ¿Va a llover? ¿Cómo es el viento hoy? ¿Por dónde viene? Las condiciones meteorológicas de invierno son de los mayores causantes de siniestralidad. El viento afecta considerablemente la conducción del propio vehículo y la fuerza con la que se mueve, además de afectar al entorno de la carretera. Por otro lado, la lluvia y el hielo hacen que la carretera se vuelva más resbaladiza y tengamos que prestar aún más atención.

  1. Comprueba el estado de la carretera

No esperes a patinar para descubrir que las carreteras están resbaladizas durante la conducción en invierno. Si sospechas que hay condiciones de hielo, presiona los frenos para ver cuánta tracción tienen, pero siempre asegurándote de que no haya ningún coche detrás. Es conveniente mantener siempre que sea posible la vista en el tercer o cuarto automóvil que se encuentra delante de ti para anticipar problemas.

Además, debemos estar pendientes a las pantallas de tráfico que encontramos en la carretera, pues son desde donde la DGT informa a los conductores de las precauciones que deben tomar en la carretera. Esta información se suele dar a través de un código de colores:

  • Verde: Está comenzando a nevar, por lo que no se pueden superar los 100km/h en autovías y autopistas y los 80km/h en otras vías.
  • Amarillo: Prohibida la circulación de camiones. Los turismos y autobuses no deben superar los 60 km/h
  • Rojo: solo pueden circular aquellos turismos que dispongan de neumáticos de invierno o cadenas y deben hacerlo a 30km/h.
  • Negro: Prohibido circular.
  1. Reduce la velocidad

Como bien hemos dicho antes, es muy probable que el tiempo climatológico modifique el comportamiento del coche. Es por esta razón que siempre es recomendable reducir la velocidad para tener mayor control sobre el vehículo y poder reaccionar con mayor anticipación.

Es recomendable acelerar y desacelerar lentamente siempre que conduzcamos durante esta estación. Presionar el acelerador lentamente es el mejor método para recuperar la tracción y evitar derrapes. Pisar el acelerador con más fuerza solo hará que tardes más tiempo en atravesar la nieve. Asegúrate de tomarte tu tiempo al llegar a un semáforo o una señal de STOP para no derrapar en una intersección.

  1. Mantén una distancia de seguridad apropiada

En temporales invernales, como nieve o lluvia, tenemos que procurar duplicar la distancia de seguridad entre vehículos, pues esto nos proporciona un mayor tiempo de reacción. Normalmente esta distancia suele ser de 3 a 4 segundos mientras que en estas condiciones deberíamos aumentarla a 8 o 10 segundos.

  1. Comprueba el estado de los frenos

Hay que hacer revisiones frecuentes del estado de los frenos, ya que su fallo es uno de los mayores peligros en la carretera. También debemos procurar saber de qué manera presionar el freno según las diferentes condiciones meteorológicas o el estado de la carretera. Un freno brusco en una carretera helada puede provocar derrapes desafortunados.

  1. Cambia a neumáticos para nieve o utiliza cadenas

Si tu coche no tiene neumáticos de invierno, lo más seguro es llevar unas cadenas metálicas siempre en el coche. La nieve en la calzada provoca que los neumáticos pierdan adherencia y por tanto, que haya más probabilidad de resbalones. Con estos neumáticos o accesorios se reduce el peligro de los frenazos en seco y se facilita la aceleración.

  1. Cambia los limpiaparabrisas

Comprueba que tus limpiaparabrisas estén en buen estado pues esto mejora la visibilidad, sobre todo en caso de lluvia. Unos limpiaparabrisas desgastados no limpian los cristales de manera adecuada y pueden incluso dificultar aun más la visibilidad. Además, existen limpiaparabrisas especiales de invierno en los cuales la cuchilla está cubierta de un tipo de caucho que impide que la nieve se acumule en el cristal.

  1. Utiliza marchas largas y maniobras suaves

Cambiar de marcha bruscamente puede provocar que el coche patine. Cualquier movimiento que realicemos en carretera deberá ser suave y de forma progresiva para mantener el control del vehículo en todo momento. Además, deberemos extremar la precaución y vigilar detalladamente nuestro entorno para evitar frenazos o movimientos bruscos.

A la hora de subir pendientes y en curvas es recomendable utilizar marchas largas para tener un mejor mando del vehículo.

  1. Utiliza el alumbrado adecuado

Hay que saber qué luces utilizar para cada condición meteorológica:

Lluvia intensa: Siempre hay que circular con las luces encendidas

Niebla: En caso de niebla habrá que utilizar o bien las luces cortas o las de cruce o antiniebla. Nunca debemos encender las luces largas pues estas pueden provocar el efecto pantalla al dispersar la humedad.

  1. Desactiva el control de crucero

Cada vez es más común que los vehículos vengan con la función de control de crucero. Esta función automatiza la conducción manteniendo una velocidad constante, lo cual permite disfrutar de una conducción segura y cómoda.

En condiciones adversas lo mejor es desactivar esta función, pues el coche no siempre es capaz de detectar las adversidades del entorno que pueden surgir a partir de diversos temporales y es mejor que el conductor tenga el control completo del vehículo.

Esperamos que estos consejos os hayan servido de ayuda Y ya sabéis, ahora más que nunca, ¡mil ojos en la carretera!

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico