Una cerveza SIN en Simancas

  •   04/10/2018
Featured Video Play Icon

Con una impresionante la Indian Chief nos vamos a ir a tomar nuestra cerveza SIN a un pueblo castellano sin igual: Simancas.

Este pueblo se alza en una pequeña colina a orillas del río Pisuerga. Nada más adentrarnos en sus calles descubrimos que parece que todo se ha detenido en la Edad Medieval. El hotel que hemos elegido, La Posada del Arte  es una casa del siglo XVII donde según la historia residía el mayordomo de la inquisición, el funcionario de más alto rango de la administración de aquel entonces en este pueblo.

Visitaremos también la Plaza Mayor de Simancas, donde nos tomaremos una cerveza SIN con su alcalde, Alberto Plaza. Él será el encargado de darnos las 3 claves para disfrutar de este enclave: el Archivo, la naturaleza y la gastronomía.

El castillo que alberga el Archivo se ve desde kilómetros  . Su historia arranca con Carlos V, pero es su hijo Felipe II quien encarga a su mejor arquitecto, Juan de Herrera (el que construyó el Escorial) esta maravilla creada y concebida para custodiar un importantísimo tesoro: aquí están todos los documentos importantes de la monarquía hispánica del siglo XV al XVIII, desde testamentos de reyes como el de Isabel la Católica hasta las primeras cartas que mandó Cristobal Colón cuando descubrió el nuevo mundo.

Después recorremos a caballo de manera tranquila y agradable estos bosques que rezuman belleza a raudales. El mar de pinares que arranca desde Simancas es de los más impresionantes que se pueden encontrar en España. Estos paseos son siempre distintos, tienen una duración de dos horas y son asequibles a todos los bolsillos.

Esta atardeciendo cuando seguimos la tercera recomendación del alcalde. Cruzamos el famoso puente romano-medieval para hacer un alto en el camino junto a él. Es un momento mágico y de lo mas agradable. Aquí hay un chiringuito al que viene mucha gente solo para disfrutar de estas puestas de sol y aprovechamos para disfrutar de una cerveza SIN.

Para cenar todo el mundo nos habla de un tipo de carne, poco conocida, que aquí se hace de maravilla: El T-Bone, un corte de carne muy especial, típico en EEUU que permite tener en el mismo plato dos texturas, la de un entrecot y un solomillo.

Así rematamos esta escapada a Simancas, mientras recordamos nuestro brindis con todos los amigos que hemos hecho y sabiendo a ciencia cierta que, recomendaros una espada a este lugar lleno de magia y encanto ¡es todo un acierto!

 

 

 

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico