Una Cerveza SIN con Mariano Parellada, fundador de Pingüinos

  •   05/12/2016
Featured Video Play Icon

Rodando por Castilla paramos en el pueblo vallisoletano de Portillo para tomarnos una cerveza SIN con nuestro amigo Mariano Parellada, fundador de la concentración motera más mítica que se ha celebrado en España: Pingüinos. Treinta y cinco años después de la primera edición sigue con la misma ilusión reuniendo a moteros junto a la hoguera, aunque desde hace un año lo hace en otro lugar y con otro nombre. Ahora tiene lugar en Cantalejo (Segovia) y se hace llamar “La Leyenda continúa”, siendo los mismos de siempre y manteniendo el mismo espíritu.

SIN Riders: Encantado de verte de nuevo rodando por las carreteras de Castilla y León, Mariano,

Mariano Parellada: Hombre, algo hay que hacer y qué mejor que rodar y brindar con una cerveza SIN.

SR: Cuéntanos, ¿por qué mucha gente a lo mejor ha escuchado hablar de ti pero no sabe la cantidad de años que llevas metido en esto de las motos?

MP: En el mundo de las motos llevo muchos años y conozco a muchos motoristas.

SR: Pero si todo el mundo te conoce por algo, es por Pingüinos.

MP: Mucha gente no se acuerda de los inicios, nosotros empezamos en Valladolid en el año 77 y en aquella época no había concentraciones en España. Conocíamos la de Andorra y la de Elefantes (en Alemania) y queríamos hacer algo parecido. Hicimos concentraciones cinco años en verano con el Club Turismo Valladolid.

SR: ¿Y quiénes erais, con qué circulabais?

MP: Pues mira, era la época de las marcas españolas que triunfaban en las pruebas por campo como Ossa, Montesa, Bultaco… que era lo que más había en España. En el club había pruebas de cross y luego organizamos la sección turismo que fue lo que dio lugar a las primeras concentraciones de verano. Nos pareció que era muy fácil acudir a una concentración en verano y decidimos hacer una para los auténticos moteros, los que utilizan la moto todo el año. Así que buscamos las fechas más frías del año y empezamos con Pingüinos. Desde la primera, que éramos 300 motoristas, ha ido creciendo hasta la última hace dos años que fue la edición número 33 que tuvo 25.000 participantes. Ahora estamos en Cantalejo donde nos han recibido extraordinariamente y con los brazos abiertos. Tenemos un pinar encantador y una zona deportiva.

SR: ¿Qué les dirías a los jóvenes que tienen moto y que nunca han acudido a una concentración invernal?

MP: Mira, yo siempre les digo que hay que vivirlo. Hay que abrir la mente, el espíritu y convivir. Una concentración de invierno tiene dos partes fundamentales, una es el viaje que suele ser duro y difícil. Se trata de superar una pequeña prueba. Y la segunda, es la convivencia en el sitio en el que se realiza la concentración. El juntarse al lado de una hoguera para compartir, charlar y revivir experiencias es como se hacia antiguamente. Hay alguna gente joven que se ha acercado y se ha quedado prendado y repite cada edición.

SR: Mariano, una persona que viaja tanto como tú por carretera ¿está en la filosofía de cerveza SIN?

MP : Por supuesto, en carretera y siempre que se coja una moto, cerveza SIN. El resultado de ingerir alcohol resta reflejos, te da una energía engañosa y quieres demostrar cosas que no puedes y no debes. Pienso que es negativo totalmente

SR: Un gran consejo Mariano, brindamos por la cerveza SIN en el carretera y por La Leyenda continua. ¡Nos vemos en Cantalejo!

MP: Nos vemos.

SR. Perfecto, ¡salud!

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico