Tres rutas por la Comunidad Valenciana

  •   07/09/2016
  •   Comentarios

La gira SIN Riders terminó hace algunas semanas, pero ya tenemos ganas de volver al asfalto y a algunos de los rincones de nuestra geografía donde seguir compartiendo nuestro mensaje de que en carretera, la cerveza SIN es la mejor alternativa para disfrutar y refrescarnos sin riesgos.

Antes de contarte por dónde trascurrirán nuestros próximos destinos, vamos a proponerte tres rutas por la Comunidad Valenciana la cual, aunque no hemos visitado este mes de julio, es una de nuestras predilectas para rodar.

1. Valencia – Parque Natural del Marjal de Pego Oliva (Valencia y Alicante)

La primera de nuestras propuestas nos lleva a un bonito paraje situado entre las provincias de Valencia y la de Alicante, ya que una parte se encuentra dentro del municipio de Oliva (Valencia) y la otra, en la de Pego (Alicante).

Partiremos desde Valencia capital por la V-15 dejando atrás la pedanía de Pinedo dirección a El Saler por la CV-500, y atravesaremos uno de los lugares más emblemáticos de la zona, La Albufera, no solo conocida por su gran número de arrozales (223 km²), sino por su importante valor ecológico. Antes de llegar a El Perenollet pasaremos cerca de El Palmar, donde quizá puedas comerte uno de los mejores arroces del país, así que ya sabes, visita obligada.

Continuaremos hasta Les Palmeres, uno de los enclaves turísticos de la zona para dejar la costa a un lado y adentrarnos hacia carreteras de interior, dirección Sueca. En Sueca podemos detenernos para conocer algunos de sus monumentos más interesantes, desde la bonita Ermita de la montaña de los Santos de la Piedra a la Iglesia de Nuestra Señora de Sales.

Saldremos de Sueca cambiando a la N-332 hacia el sur, acercándonos posiblemente las dos ciudades más populares de la zona para los veraneantes, Cullera primero y Gandía unos kilómetros después, para volver a la costa a la altura de Oliva, lugar de entrada a nuestro destino.

En total, cerca de 100 km donde podremos disfrutar de todas las variantes geográficas de la región con un final en un bello paraje que merece una visita con calma.

2. Onda-Zucaina (Castellón)

Si disfrutas de las curvas y buscas un recorrido divertido, esta ruta por las dos localidades castellonenses seguro que te va a gustar. Te estamos hablando de un viaje de poco más de 50 kilómetros para el que posiblemente dediquemos cerca de una hora en terminarlo por el tipo de carreteras por el que transcurre, que si bien tienen un buen trazado, requieren de una conducción calmada y sin prisas.

Saldremos de Onda, una de las principales ciudades de la Plana baja, con tradición romana y musulmana, y nos dirigiremos hacia Alcora por la CV-21. Alcora merece una parada ya que en él podemos visitar desde su famoso museo de la Cerámica a la Ermita de San Cristóbal, el Castillo medieval de Alcalatén o sus termas romanas de Santa.

Tomaremos dirección noroeste atravesando los pequeños municipios de la Foia y Figueroles hasta encontrarnos con otra interesante parada, el pueblo de Lucena del Cid, también conocido como “La perla de la montaña”.  Su plaza mayor y algunos de sus monumentos merecen una visita. Además, este es un lugar ideal en la ruta para hacer una parada y disfrutar de una cerveza SIN.

A partir de aquí el camino transcurrirá entre bellos parajes de montaña de interior y curvas, muchas curvas, encontrándonos desde el Barranco del Vale a pueblos peculiares como Castillo de Villamalefa, uno de los destinos predilectos de los senderistas de la zona.

Poco después llegaremos a Zucaina donde podremos coger fuerzas con algunas de las joyas de la gastronomía local, como el arroz con rebollones, las gachas o sus populares bollitos de aceite.

Alicante-Dunas de Guardamar (Alicante)

Terminamos con una ruta por Alicante, que ya visitamos el pasado junio con motivo de la noche de San Juan. En esta ocasión tomaremos un camino por la costa, en lugar de hacia el interior, y lo haremos dirección sur.

Saldremos de Alicante ciudad por la N-332 bordeando la costa con el mar siempre a nuestra izquierda y pronto nos encontraremos el Parque de El Palmeral una de las joyas lúdicas de la zona que, rodeada de palmeras y multitud de actividades de ocio, hace las delicias de los miles de turistas que la visitan cada año.

Seguiremos hacia el sur hasta llegar a Aguamarga Playa, en cuyas calas han tenido lugar algunos rodajes de la Ciudad de la Luz, estudio cinematográfico de la zona. Poco después dejaremos la costa a un lado y nos adentraremos hacia el interior para regresar hacia Santa Pola, la peculiar localidad alicantina que, si bien es un gran reclamo turístico, tiene algunos que otros tesoros ocultos que no todo el mundo conoce, desde sus ruinas romanas y restos arqueológicos a sus aljibes. Del Centro de Investigación Marina de Santa Pola a su faro o su puerto.

Concluiremos nuestra ruta llegando a las peculiares dunas de Guardamar del Segura, un cordón dunar que cubre todo el frente litoral del municipio, de norte a sur, y degustando la mejor cocina mediterránea de la zona acompañada del maridaje perfecto, una cerveza SIN bien fresca.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico