Los seis consejos imprescindibles para conducir con niebla

  •   04/11/2015
  •   Comentarios

Sin contar con la lluvia, una carretera con niebla espesa es quizás una de las situaciones menos apetecibles cuando estamos de ruta. La falta de visión nos puede generar cierto estado de nerviosismo que afecta a nuestra forma de conducir.

Si sigues estos trucos, la próxima vez que te sorprenda un banco de niebla, estarás más tranquilo:

1.- Recuerda que la niebla espesa no suele concentrarse en áreas amplias sino, más bien, en puntos concretos por lo que salir de ella es cuestión de minutos. Del mismo modo, suele aparecer de forma repentina y con más frecuencia por la mañana o por la tarde.

2.- Presta aún mayor atención de lo normal a las líneas de señalización de las calzadas. Se convertirán en tus grandes aliadas para mostrarte el trazado de las carteras y nos servirán de referencia.

3.- Como en cualquier situación adversa en la carretera, es esencial moderar la velocidad. En este caso, la reduciremos para poder actuar con rapidez ante la aparición de algún imprevisto, como señalización de la carretera, otro vehículo, cambios en la calzada, etc.

4.- Un punto clave es hacernos ver con claridad, o lo más claro que permitan las circunstancias. Si dispones de luces de niebla haremos uso de ellas y si no es así, usaremos las luces de corto alcance ya que las largas solo conseguirán que veamos más niebla al actuar ésta como un reflector.

5.- Ten en cuenta que la niebla no deja de ser pequeñas gotas de agua en suspensión, lo que supone que la humedad está presente por lo que la calzada estará mojada y resbaladiza. Cuidado con pisar las marcas de la carretera, charcos, etc.

6.- Si tenemos que detenernos por alguna avería, o por no sentirnos seguros en la conducción, pararemos en el borde de la calzada y nos señalizaremos correcta y nítidamente. Lo más importante en un escenario nublado es que se nos vea en todo momento.

Esencial en cualquier caso, prestar atención especial a la distancia de seguridad entre vehículos y adecuar la velocidad a cada tramo.

Cuando hayas rebasado el banco de niebla, relájate, para, descansa y brinda con una SIN por las buenas rutas.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico