Las ciudades con más y menos tráfico del mundo

  •   17/05/2017

El tráfico es uno de los males que más afectan a grandes urbes de todo el mundo. Ya hemos hablado de ello cuando vimos cómo lo afrontan las ciudades inteligentes, pero hoy en #EnLaCarreteraCervezaSIN queremos ahondar en los problemas que ocasiona y en hablarte de las que tienen mayor y menor saturación.

Los trastornos del tráfico

La evolución económica de los países, los nuevos ritmos laborales (jornadas flexibles, turnos, etc.), la dedicación de un mayor porcentaje de tiempo al ocio y la cada vez más oferta de dispensadores de combustible son algunos de los factores que han propiciado un aumento considerable del uso del automóvil privado, lo que deriva en problemas de saturación.

Un tráfico excesivo afecta a la economía de una ciudad. El combustible desperdiciado avanzando y frenando, y el tiempo perdido, son dos causas que afectan directamente al bolsillo, sin olvidar los trastornos que genera tanto al transporte de público como de mercancías. Pero también impacta en los propios ciudadanos, por la contaminación atmosférica y auditiva, el deterioro del medio ambiente y los problemas de estrés que genera.

Las ciudades con más congestión

Quienes vivimos en España tenemos en mente las grandes colas en los accesos a ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla… pero aún así, nuestro país no es de los que cuenta con las ciudades más afectadas del mundo.

Según un estudio elaborado por la empresa de navegadores TomTom en el que se analizaban cerca de 400 ciudades de 50 países la que se lleva la palma es Ciudad de México, donde los conductores tardan de media un 66% de más en realizar un trayecto habitual en las horas punta del día. Le siguen Bangkok (Tailandia): 61%, Jakarta (Indonesia): 58%, Chongqing (China): 52%, Bucarest (Rumanía): 50%, Estambul (Turquía): 49%, Chengdu (China): 47%, Río de Janeiro (Brasil): 47% y Pekín (China): 46%.

¿Y en qué puesto están las antes mencionadas ciudades españolas? Pues Barcelona ocupa el puesto número 68 del ranking con un 31% de tiempo extra por trayecto y Madrid ocupa el 112, con un 25%. Para encontrar otra ciudad española tendríamos que ir hasta el número 126, que ocupa Valencia con un 23%.

Las ciudades con menos tráfico

La otra cara de la moneda la tienen las urbes que mejor gestionan su circulación y tienen el menor tráfico del mundo. ¿Quién encabeza este ranking? La ciudad finlandesa de Tampere. Tras ella, Rotterdam (Holanda), Abu Dabi (Emiratos Árabes), Bratislava (Eslovaquia), Brisbane (Australia), Amberes (Bélgica), Oporto (Portugal), Brno (Chequia) y Copenhague (Dinamarca).

¿Y en nuestro país? Vitoria, San Sebastián y Cádiz.

Soluciones

Ya hemos visto cómo las Smart Cities proponen soluciones innovadoras que ayudar a mejorarlo notablemente, además de otras entre las que destacan una inversión en infraestructuras apropiadas, concienciación social, eficiencia en el uso de las carreteras o el optar por el transporte público.

En nuestro país se está trabajando en una plataforma digital DGT 3.0, que albergará una ingente cantidad de datos para mejorar la vida del conductor, de cara a su seguridad y de la eficiencia en los diferentes trayectos que realice.

Con ella se conseguiría:

– Información de interés para el conductor, y personalizada en su área de influencia
– Una cobertura eficaz y un control mayor de las vías de circulación.
– Información en tiempo real de la presencia de vehículos lentos, desperfectos en la calzada, alertas meteorológicas… etc.

La implantación de la nube digital ha comenzado este mismo año y estará en pleno rendimiento para 2018.

En definitiva, el mal del tráfico se debe atajar desde las diferentes administraciones, con concienciación por parte de los usuarios y con la mayor colaboración posible de todos los implicados. Una máxima implicación de todos, puede ayudar a reducirlo notablemente.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico