La Asociación Harlistas de España nos acompaña al Museo de Coches de Cine

  •   28/01/2016
  •   Comentarios
Featured Video Play Icon

Cuando salimos a montar en moto somos muchos los que pensamos que lo importante es el camino… pero si además tenemos un destino interesante, mejor. Por ello, los SIN Riders hemos decidido acercarnos a conocer la Asociación Harlistas de España (AHE), un grupo de moteros que no solo sale a rodar en moto cada vez que puede, sino que además lo suelen hacer con objetivos, unas veces por placer, otras de manera solidaria.

La AHE ha llegado con fuerza. No tienen ni un año de vida y ya cuentan con dos centenares de miembros repartidos por toda España, siendo los dos grupos más fuertes los que corresponden a Madrid y Tenerife (con ellos pudimos rodar los SIN Riders en nuestra visita a Canarias).

Nos reunimos con ellos en el punto habitual de encuentro que tienen en el centro de la capital, el Dakota. Se trata de un local de ambiente motero que dirige nuestro amigo Luis y que es perfecto para aparcar la moto y disfrutar de una SIN bien fría por la tarde, siempre con un ambiente genial.

Allí pudimos ver como la familia de la AHE sigue creciendo; el primer punto del día fue la entrega de los parches a sus dos nuevos miembros, Juan y Alicia. La filosofía de este club es muy clara, según nos cuenta Charli, su presidente: “Aquí estamos para divertirnos, ayudar cuando podemos y pasar un buen rato, tomar algo… aunque eso sí, cuando estamos con las motos, siempre con cerveza SIN. Apoyamos totalmente la idea de no mezclar alcohol y carretera. Por lo demás, aquí las puertas están abiertas a todo el que quiera venir a conocernos. No hay obligaciones, viene quien quiere, cuando puede y le apetece”.

Todo lo que nos cuenta es cierto, lo hemos podido constatar. Ayudan siempre que hay una causa, como coordinando carreras populares con fines benéficos o visitando a niños enfermos para que disfruten de sus Harleys. Y también sabemos de su calendario de actividades; una agenda de la que se encarga Javi y que prepara con ilusión y esmero para sorprender cada semana con un plan nuevo. En esta ocasión, por ejemplo, salen a rodar hacia Toledo, al pueblo de Yuncos. Allí se esconce una verdadera joya para los amantes del motor y del séptimo arte: El Museo de Coches de Cine.

Este museo nace de la colección de un personaje único: Vicente Pavía, un enamorado de los coches antiguos. Tal y como él mismo afirma, “con ellos haces las maletas, arrancas y te da igual cuando llegues, lo importante es disfrutar del camino”. Una filosofía muy motera, por cierto. Cuenta con 110 coches (que funcionan a la perfección) de entre 1920 y 1978. Han participado en más de 50 películas y en series de televisión como El Lute, Balada triste de trompeta, El Tiempo entre costuras o La Señora. Cada coche tiene su historia, y conocerlas de la mano de Vicente es una auténtica gozada. Sin duda una visita obligada que no defraudará a nadie.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico