Consejos para comprar tu primera moto

  •   13/04/2016

¿Acabas de sacarte el carnet?, ¿conduces coche y quieres cambiar a moto?, ¿necesitas un vehículo que te de libertad y autonomía y puedas “aparcar” en cualquier sitio?, ¿o simplemente eres un aficionado a las motos y por fin puedes permitirte tener una? Si estás entre los supuestos anteriores o incluso en alguno del que nos hayamos olvidado, en SIN Riders vamos a darte algunos consejos para que escojas la moto más apropiada.

Siempre es bueno informarse bien sobre el tema, leer publicaciones especializadas e incluso, preguntar a amigos que tengan una para que puedan hacerte alguna recomendación con la que no contabas… Nosotros además, te proponemos que te hagas estas preguntas:

¿Para qué la quieres?

Lo primero que debes plantearte es qué uso vas a darle, por ejemplo, si la vas a utilizar a diario o si solo la vas a usar los fines de semana además de en vacaciones. Existen muchos tipos de motos, de las que te hablamos en este artículo y es importante que antes que nada, pienses cuál vas a necesitar.

A grandes rasgos, las tienes de estos tipos:

Motos urbanas

Si necesitas algo urbano para ciudad, para ir a clase o a trabajar, que no consuma mucho y te de suficiente autonomía, quizá una scooter podría ser la más apropiada. Aunque otra opción podría ser algún modelo de 125 cc, más que suficiente para un uso en el día a día.

Motos para carretera

Si aparte de la ciudad, conduces por carretera al vivir en las afueras (o porque de vez en cuando te quieres hacer una escapadita) debes subir de cilindrada e irte a algo tipo custom o naked. Unas máquinas más grandes, más cómodas y hechas para poder alcanzar una velocidad adaptada al asfalto.

Motos para viajar

En el caso de que quieras utilizar tu motocicleta para realizar largos viajes, estas últimas que te comentamos podrían valer… pero quizá sería más conveniente que directamente pases a una moto sport con carenado, una Roadster e incluso una Turing con maletas, que serán mucho más robustas y confortables para aguantar distancias prolongadas.

Motos para campo

Si lo que buscas es una moto para perderte por los senderos más escarpados, entonces lo que necesitas es algo diferente a todo lo que hemos visto. Tanto una moto de enduro, como de cross podría ser lo más adecuado para tus paseos por el campo o por superficies áridas. Las tienes de diferentes precios y cilindradas, pero te conviene empezar por algo modesto, que ya habrá tiempo para evolucionar.

¿Tienes la experiencia necesaria?

Esta pregunta tiene un poco de trampa, porque nadie nace con la experiencia para conducir según qué motos. Lo que queremos es que asumas que si vas a comprar tu primera motocicleta, empieces por algo sencillo.

Cuando tengas la suficiente experiencia y kilómetros a tus espaldas, ya buscarás más cilindrada, más tamaño y modelos que vayan dándote lo que necesites. Por ello, debes ser paciente y tomarte el tiempo necesario para sentirte cómodo encima de ella, en la carretera y con otros vehículos alrededor. Acostumbrarte a circular en ciudad y en ruta.

¿Cuánto puedes gastarte?

Tienes que valorar no solo el precio de la moto, sino que además debes calcular correctamente lo que pueda suponerte el seguro, el mantenimiento, la gasolina o los complementos necesarios para conducirla.

En ocasiones hay buenas ofertas de máquinas de segunda mano con las que ahorrarse una buena cantidad de dinero.

Te recomendamos que una vez elegido el tipo de moto, hagas una lista con al menos tres opciones de modelos similares y busques comparativas de consumo, seguridad y precio.

¿Qué equipamiento necesitarás?

Debes valorar igualmente, según el tipo de moto que elijas, los componentes con los que acompañarla. En primer lugar, necesitas un casco y en este caso sí te recomendamos que compres uno de calidad. En este artículo  te hablábamos de las diferentes opciones que tienes.

También deberías comprar unos guantes que te protejan de caídas, una chaqueta con protecciones y un calzado especial de caña alta, además de monos y otros complementos, sobre todo en función del uso que les des.

Lo más importante es no precipitarse: valorar bien todos estos puntos y aprender día a día a disfrutar de la conducción.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico