Claves para conducir bajo la lluvia con seguridad

  •   16/11/2018

Es posible que más de una vez te hayas encontrado en una situación difícil al volante provocada por la lluvia. Los grandes chaparrones, que aparecen de pronto, pueden suponer un momento de tensión y estrés en la conducción, por eso es muy importante mantener la calma y tomar unas medidas de precaución que dicta el sentido común. En este artículo de #EnLaCarreteraCervezaSIN te dejamos algunos consejos:

-Reduce la velocidad, así estarás más seguro y podrás reaccionar con más agilidad ante cualquier adversidad. Además, el resto de conductores percibirán mejor tus movimientos y se evitarán así posibles colisiones.

-Enciende las luces, verás mejor pero también facilitarás ser visto por los otros coches que están en tu misma situación. De hecho, cuando la lluvia es muy intensa, se recomienda encender también las antinieblas traseras para aumentar la visibilidad (ojo, porque si la lluvia es normal, lo mejor es no ponerlas ya que podríamos deslumbrar a los conductores que circulan por detrás de nosotros)

-Mantén la distancia de seguridad con los otros vehículos. Lo recomendado es guardar el doble de distancia de lo habitual. Así habrá más margen en el caso de necesitar realizar una frenada de urgencia.

-Y si te encuentras con el temido “aquaplaning” no frenes nunca si notas que las ruedas de tu coche pierden por completo el contacto con la calzada. Lo que sí debes hacer es levantar el pie del acelerador y sujetar con firmeza el volante: estos serán los dos únicos movimientos que tendrás que hacer hasta que los neumáticos recuperen el contacto. ¡Y mantén la calma!

Si cuando llueve a “mares” tienes que extremar las medidas de seguridad, también es un momento crítico el comienzo de las precipitaciones ya que la mezcla de agua, polvo y grasa de la calzada, convierte el firme asfalto en una superficie muy deslizante y peligrosa. Especial cuidado en estos momentos, con los pasos de cebra y las superficies cubiertas por hojas, ya que los neumáticos no siempre se adhieren bien.

Y por supuesto, mantén siempre tu coche con su puesta a punto al día y no olvides revisar las luces, los frenos, los neumáticos, los amortiguadores y  las escobillas limpiaparabrisas. Y si llueve y decides parar en un bar a esperar a que el tiempo mejore, tómate una cerveza SIN y continúa el camino en cuanto escampe.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico