Diez consejos para ir al trabajo en bici y no perderte las cañas de después

  •   27/09/2019
bicicleta en la ciudad

Desde hace tiempo, la bicicleta se ha convertido en el medio de transporte ideal para desplazarnos en las ciudades y cada vez está más de moda. Evitamos atascos, reducimos los niveles de contaminación, practicamos deporte y respiramos aire fresco… ¡todo son ventajas!

Así que hemos decidido hacer inventario de tips para que tú y tu bici estéis siempre preparados. ¡Toma nota!

  1. Mantén a punto tu bicicleta. Los cuidados básicos sin fundamentales para mantener tu bici en perfecto estado y que se encuentre lista para realizar desplazamientos en cualquier momento. Cosas tan sencillas como comprobar el funcionamiento de las luces, tener los frenos ajustados o que la presión de las ruedas sea la adecuada puede evitarnos accidentes o inconvenientes no deseados. No olvides que la seguridad es lo más importante.
  2. Cuenta con el equipo adecuado. A la hora de desplazarnos, es tan importante cuidar tu bici como cuidar de nosotros mismos. Por ello, es necesario que dispongas del equipamiento adecuado. Al menos, un casco que se ajuste perfectamente a tu cabeza y un chaleco reflectante para utilizar cuando es de noche.
  3. Planea tu ruta con antelación. De esta forma, evitarás agobios de última hora o tener que hacer un sobreesfuerzo para llegar a tiempo a tu destino.
  4. Si tu trabajo requiere llevar material como el ordenador, herramientas u objetos pesados, evita cargar con exceso de peso, comprueba que puedes maniobrar sin dificultad y que tu campo de visión está despejado. Para casos más complicados puedes añadir a tu bici algún tipo de complemento como cestas o portaequipajes para descargar el peso en ellos y viajar más ligero.
  5. Es recomendable llevar una vestimenta apropiada para viajar en bici. Intenta evitar faldas, vestidos largos o cualquier otra prenda que se pueda enganchar en tus pedales o en la cadena de la bici. Tampoco es aconsejable pedalear con zapatos de tacón o cuñas.
  6. Nunca está de más llevar un kit básico para solventar posibles averías como el pinchazo de una rueda.
  7. Si el recorrido es largo y vas a estar sometido a altas temperaturas, es recomendable llevar una botella de agua para hidratarte en caso de considerarlo necesario.
  8. Si el trayecto que tienes que recorrer dispone de carril bici, ¡utilízalo! Los peatones, el resto de los conductores y tú estaréis más seguros.
  9. Aunque a priori pueda parecer un detalle sin importancia, equipar tu bici con un timbre puede ser un elemento diferenciador que te permita alertar a los peatones o conductores en caso de necesitarlo, especialmente en calles o lugares muy transitados.
  10. Por último, pero muy relevante… nunca desvíes tu atención de la ruta con elementos que puedan despistarte, mantente siempre alerta de las señales de tráfico y utiliza el lenguaje de señas que tienen los ciclistas para indicar a los demás los movimientos que vas a realizar.

Y, sobre todo, no olvides que si al terminar la jornada te apetece tomar unas cervezas con tus compañeros, recuerda que luego tienes que coger la bici de vuelta a casa, por lo que la cerveza SIN será la mejor alternativa. Si sigues estos consejos, tu trayecto al trabajo será mucho más seguro y llegarás con energía suficiente para afrontar el día.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© En la carretera, cerveza SIN es una iniciativa de la Asociación de Cerveceros de España con el apoyo de la Dirección General de Tráfico